Montañas de Irán. Alam Koh

// August 14th, 2017 // No Comments » // IRÁN

El Alam Koh (macizo de Takht-e-Soleiman), con 4.850 m, es la segunda montañas más alta de Irán y, sin duda, este rincón de la cordillera Alborz, en el distrito de Mazandarán, encierra algunas de las cimas y paisajes más bellos e interesantes del país. Desde las escarpadas paredes de la vertiente norte y oeste a los suaves y bucólicos prados de Hesarchal.

Después de tener la oportunidad de conocer y ascender las cumbres del Damavand y Sabalán, en visitas anteriores a Irán, tenía gran interés por conocer este macizo que, sin duda, me ha parecido el más impresionante.

Muchas gracias a la himalayista y guía de montaña iraní Parvaneh Kazemi por darme la oportunidad de conocer mejor estas maravillosas montañas, así como a todos los amigos iraníes que, con su gran hospitalidad y amabilidad, convierten cualquier viaje a este país en una experiencia inolvidable.

Fotografias de la ascensión al Alam Koh (4.850m),  a través de la cresta del Siah sang y la cima del Lashgarak (4.256m)

Setenta días y setenta noches

// June 5th, 2017 // No Comments » // Dhaulagiri 2017

Otra temporada en Nepal y ya van…. unas cuantas. En esta ocasión hemos pasado setenta días, y setenta noches, volviendo a disfrutar de uno de los lugares más maravillosos que conozco, entre las montañas más altas de la Tierra, compartiendo cada momento con muy buenos amigos. Setenta días detrás de una cámara, pero sin perder la mirada más allá del objetivo. Intentando aprovechar al máximo la esencia de cada momento. Sin duda lo hemos vuelto a conseguir, a pesar de no haber podido pisar, por muy poco, los 8.167 m de la cima del Dhaulagiri, el principal  motivo que nos trajo hasta esta este lugar.

Es difícil resumir en pocas palabras lo vivido tan intensamente durante estos meses, desde los primeros días caminando por el valle del Khumbu a las visitas que realicé, posteriormente, a las aldeas de Gorkha, donde mantenemos activos los proyectos de ayuda a poblaciones remotas con nuestra asociación Ayuda Directa Himalaya y la puesta en marcha de una nueva obra, para reconstruir la escuela de Thadi, en Dolakha. Luego vendría el viaje al valle del Kali Gandakhi y la aproximación al campo base del Dhaulagiri desde Marpha, para vivir durante del resto del tiempo en el interior de este gigante. Soñando con pisar su punto más alto pero, sobre todo, disfrutando de una formidable ascensión con mis compañeros Sito Carcavilla y Carlos Soria y la compañía de otros buenos amigos, con los que tuvimos la suerte de coincidir en este rincón del planeta.

Me siento un auténtico privilegiado por poder realizar mi trabajo entre estas montañas. Trasladar por una nueva temporada mi oficina al Himalaya. Editar continuamente piezas de vídeo y fotografías sobre un glaciar y llenar el objetivo de mi cámara del polvo y nieve de los caminos y montañas de Nepal. Qué mejor luz para trabajar que la que ofrece el techo del mundo, reflejado en glaciares, nubes y bellas sonrisas…

Sin duda, la mejor manera para intentar resumir estos setenta días es con alguna de las imágenes que he podido recoger durante todo este tiempo. Espero que disfrutéis del viaje….

Dhiki

// October 27th, 2016 // No Comments » // HIMALAYA 2016

Con este nombre, “dhiki”, se denomina, en Nepal, a un ingenioso instrumento tradicional empleado para la molienda de algunos alimentos, principalmente arroz.

Su mecanismo es igual de simple que efectivo y práctico. Se trata de una palanca, sustentada entre dos pilares y formada por un mástil de madera, del que sobresale, perpendicularmente, una segunda pieza, también de madera, a modo de mazo. El mástil es elevado, con ayuda del pie de una o dos personas, dejándole caer libremente sobre una superficie de piedra pulida, cóncava en el punto de contacto. La ejecución es rítmica y monótona, aplastando, poco a poco, todo el grano acumulado sobre la base.

Mientras una, o dos personas ponen en movimiento el mástil, con sus pies, otro equipo, formado también por una o dos personas, van conduciendo el grano hacia el lugar de impacto. Al mismo tiempo, el resultado se tamiza, seleccionando la parte que ya se encuentra molida correctamente.

Es frecuente cobijar el “dhiki” bajo un portal, formado principalmente por troncos y ramaje. Normalmente, la propiedad de este instrumento, es de la comunidad y su uso se realiza libremente por los miembros de la localidad. Habitualmente el trabajo se desarrolla en equipo, entre los integrantes de diferentes familias, relevándose en las labores más físicas y poniendo de manifiesto, una vez más, la necesidad de cooperación entre los habitantes de estas comunidades para lograr una mejor adaptación al entorno.

Uno de los usos más comunes de la harina de arroz, obtenida de la molienda con el “dhiki”, es la elaboración del “roti”, una especie de rosca de pan frito muy popular, especialmente durante las celebraciones del “Dasain”, la festividad más importante dentro del calendario nepalí. El cocinado de las innumerables piezas de “roti”, durante la fiesta del “tika”, la jornada clave del Dasaín, es otra muestra de colaboración e integración de los diferentes miembros de la comunidad, donde se unen bajo un mismo fuego, relevándose en el amasado y la cocina.

El “dhiki” es una buena alternativa a los molinos hidráulicos, especialmente en poblaciones donde no se encuentran corrientes de agua apropiadas. Aunque, dentro de una misma comunidad, pueden convivir los dos utensilios  ya que, cada herramienta, se destina a moler diferente tipo de grano.

En las aldeas de Nepal ya se pueden encontrar molinos harineros con tracción eléctrica pero, todavía, hay multitud de molinos hidráulicos, “corrientes y molientes” a lo largo de las montañas de este país. Su desarrollo y estructura es muy parecido al que, hace años, se empleaba en España.

Una gran tolva de madera, para recibir el grano y conducirlo, a través de la canaleja, hacia la fricción entre el roce de la piedra solera (fija) sobre la volandera, movida por el rodezno. Esta pieza, motor del molino hidráulico, se construye, cada vez más, con metal, sustituyendo a los tradicionales rodeznos de madera.

El patrimonio humano y sus usos tradicionales constituyen una de las grandes riquezas que se pueden encontrar entre las colinas y montañas de Nepal, sirviéndonos, además, para entender mejor  la forma de vida y adaptación de cualquier comunidad desarrollada en un entorno montañoso.

http://www.vimeo.com/189060595