Una noche de enero

// January 10th, 2012 // Invierno 2012

Tras las fiestas de Navidad, cargadas de actos y compromisos ceremoniales, no hay mejor manera de comenzar el año que disfrutar de una clara y fría noche invernal al pie del Peñalara. El único monte de los alrededores que, tímidamente, se ha atrevido a conservar algo de nieve, ahora ya transformada totalmente en  hielo.

La luna es casi llena. Una luna, de enero, que presume de ser de las más bonitas y brillantes, del año. Es el momento de usar el cuerpo celeste como una gran antorcha que nos permita iluminar toda la montaña y así poder fotografiar la noche con más facilidad. Es una buena excusa para intentar realizar algún time-lapse nocturno.

Para el que no esté muy familiarizado con este término, un “time-lapse” no es más que una secuencia de imágenes que se obtienen con un intervalo determinado y que posteriormente se reproducen en un tiempo diferente al original, normalmente más rápido, que crea una ilusión o efecto visual. En este caso el resultado de ver en pocos segundos el transcurso de toda una noche.

Se puede realizar de varias maneras, grabando en vídeo y acelerando el plano obtenido en postproducción, o tomando uno, o más, fotogramas, en vídeo o con cámara de foto, con un intervalo de tiempo. El resultado siempre suele ser interesante.

Esta noche, la limpieza tan absoluta del cielo sólo otorga animación en el firmamento, con el movimiento de las estrellas, evitando la evolución de nubes que siempre suelen aportar más dinamismo a la escena. Resulta una secuencia fría y tranquila, sin excesos, presidida por una de las montañas que tenemos más cerca y que, como alguien de nuestra casa, vemos casi todos los días . No son las altas cumbres de las grandes cordilleras, pero no por ello debemos restarle belleza y solemnidad.

Arranca el 2012 y con él seguro que vendrán más viajes, proyectos, trabajos… Pero ahora es el momento de disfrutar, simplemente, de una bonita noche de invierno en la montaña, en absoluta tranquilidad a solas con la montaña, la luna y mi cámara.

http://www.vimeo.com/34833914

2 Responses to “Una noche de enero”

  1. hugo says:

    Pudiste dormir,con el Chack,Chack…de la camera? jejeje…que intervalos utilizaste?

  2. Luis Miguel Lopez Soriano says:

    Programé los intervalos cada 15 seg con un tiempo de exposición de 15 seg, con lo que realmente tomaba una foto cada 30 seg.
    Ese tiempo de exposición estaba en el límite para recoger las estrellas sin estela. Quizás hubiera podido reducir el tiempo de exposición aumentando la sensibilidad, pero preferí ajustar al mínimo posible esta última (ISO1000) para evitar al máximo el ruido en la imagen.
    Protegí la cámara con la capucha de plumas de una chaqueta bastante potente,para mantenerla calentita, sobretodo a las baterías, y de paso atenuaba el sonido del disparo, así que dormí como un angelito ;-)

Leave a Reply