Archive for Otoño 2010

Luces de otoño

// October 8th, 2010 // No Comments » // Otoño 2010

No es por que viniera al mundo a finales de octubre, pero sin duda el otoño es la estación que me resulta más interesante, especialmente en todo lo referente al paisaje y la luz.

Creo que durante estos días es posible disfrutar de los cielos más bonitos del año, cuando el sol ya no molesta en nuestra cara, y el entorno toma un matiz de melancolía. Es, sin duda, un momento para pasear por el monte, disfrutando especialmente del bosque, por donde las tenues luces del otoño juegan al escondite.

En estos días siempre hay una excusa bonita para disfrutar del campo sin mayor pretensión. No hace falta realizar actividades que requieran de mucho esfuerzo o concentración, como las propias de la alta montaña. Simplemente vale con salir a pasear buscando setas, recoger unas endrinas para hacer el pacharán de la temporada, escuchar la berrea o marchar con el caballo a paso lento, sin prisa.

También es un buen pretexto dar una vuelta con la cámara de fotos, e intentar capturar alguno de esos instantes mágicos. Últimamente he estado haciendo alguna prueba con las técnicas de fotografía HDR (High Dinamic Range) que permiten combinar varias tomas de una misma imagen con diferentes exposiciones, con el fin de obtener el mayor rango dinámico posible, algo que, a cualquiera que nos dediquemos de una manera más o menos profesional o amateur a esto de la imagen nos enloquece.
El rango dinámico no es más que la capacidad de registrar el mayor número posible de niveles de luz entre el negro y blanco absoluto, algo que el ojo humano suele hacer muy bien, pero que a los cacharros les cuesta más, y por tanto suele ser motivo de frustración cuando no se alcanzan los objetivos que deseamos. Aunque es de locos o estúpidos, pretender meter en un número limitado de píxeles todo lo que representa la naturaleza con tanta genialidad.

He estado aplicando la técnica de fotografía HDR en mi móvil. Si, si en mi móvil, ese cacharrito que antes servía para llamar por teléfono y ahora es para lo que menos lo empleamos. Aquí os dejo alguna muestra, imágenes del paisaje que tengo más cercano: la sierra segoviana de la Mujer Muerta, entre encinas y pinares.

Aunque sin dudarlo ni un sólo momento recomendaría a todo el mundo la alternativa de dejarse el móvil en casa y marchar al campo a disfrutar, en directo y en silencio, de estas maravillosas luces de otoño, que por muchos inventos que desarrolle el hombre nunca podrá igualar ni un poquito.